RSS

– Oraciones Armadura Espiritual –

(EFESIOS 6. 10-18)

Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder.  Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio. Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos.  Permanezcan de pie, ceñidos con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza.  Calcen sus pies con el celo para propagar la Buena Noticia de la paz.  Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno.  Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.  Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animadas por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos,

 

SALMO 91

Tú que vives bajo la protección del Dios Altísimo y moras a la sombra del Dios Omnipotente, di al Señor: “Eres mí fortaleza y mí refugio, eres mi Dios en quien confió”. Pues El te librará de la red del cazador, de la peste mortal; te cobijará bajo sus alas y tú te refugiarás bajo sus plumas. Su lealtad será para ti escudo y armadura. No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela en el día, ni a la peste que avanza en las tinieblas, ni al azote que asola el mediodía. Aunque a tu lado caigan mil y diez mil a tu diestra; a ti no te alcanzarán. Te bastará abrir los ojos, y verás que los malvados reciben su merecido, ya que has puesto tu refugio en el Señor y tu cobijo en el Altísimo.
A ti no te alcanzará la desgracia Ni la plaga llegará a tu tienda, pues Él ordenó a sus santos ángeles que te guardarán en todos tus caminos, que te llevarán en sus brazos para que tu pie no tropiece con piedra alguna, andarás sobre el león y la serpiente, pisarás al tigre y al dragón.
Porque Él se ha unido a mí yo lo libraré, Lo protegeré pues conoce mí nombre; si me llama, yo le responderé, estaré con Él en la desgracia. Lo libraré y lo llenaré de honores, le daré una larga vida, le haré gozar de mí salvación.

PODEROSA ORACIÓN DE PROTECCIÓN

“Oh Coraza de la Sangre del Redentor; protégeme en todos mis caminos y batallas espirituales; cubre mis pensamientos, potencias y sentidos con tu coraza protectora, reviste mi cuerpo con tu poder. Que los dardos incendiarios del maligno, no me toquen ni en el cuerpo, ni en el alma; que ni el veneno, ni el hechizo, ni el ocultismo me hagan daño; que ningún espíritu  encarnado o descarnado me perturbe; que Satanás y sus huestes del mal, huyan de mí al ver la Coraza de Tu Sangre Protectora. Libérame de todo mal y peligro Gloriosa Sangre del Redentor, para que pueda cumplir la misión que me ha sido encomendada y dar Gloria a Dios. Me consagro y Te consagro mi familia voluntariamente al Poder de Tu Sangre Protectora

¡Oh mi buen Jesús, libérame a mi y a mi familia y seres querido de todo mal y peligro. Amén

CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Consciente de mi nada y de tu sublimidad, misericordioso Salvador, me postro a tus pies, y te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mí, ingrata criatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.

ROSARIO DE SAN MIGUEL

 Se empieza con un Credo y un Padrenuestro; luego se dice: “Mi alma alaba y glorifica a Dios”. (3 veces).

Luego se dice: “San Miguel, San Gabriel, San Rafael, rogad a Dios por mí y por mí familia”. (3 veces).
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del precioso precio de su salvación.¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh santa y preciosa sangre, pudieran ser borrados!. He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad y que perdones a todos los que te ofenden.¡Oh Divino Salvador! Rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh amor crucificado de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el precio de nuestra salvación!. Amén. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡oh Virgen siempre gloriosa y bendita. Que mi paz os acompañe. No temáis, yo estaré con vosotros hasta la consumación de los tiempos. Soy vuestro Maestro y Pastor. Jesús, el Buen Pastor de todos los tiempos. Ovejas de mi grey, no os quedéis quietas: propagad mis mensajes al mundo entero.

Luego se reza un Padrenuestro y se dice: “Quién como Dios”. Y los demás contestan:”Nadie como Dios”.  (10 veces).
Al terminar de decir las 10 veces se vuelve a comenzar como al principio.
Al terminar el Rosario se dice:

Gloria a Dios en cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, Sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén
Al terminar esta oración se dice (7 veces): “Dad Gloria al Dios de los cielos”. Y los demás contestan: “Porque es eterna su misericordia”.

ORACIÓN DE COMBATE DE SAN MIGUEL

Se llama primero a San Miguel, pidiéndole permiso al Padre celestial con el rezo de un Padrenuestro. Luego se dice la oración que se enseñó para estos tiempos:
San Miguel Arcángel: Defiéndenos en la pelea contra Satanás y sus demonios; sed nuestro amparo y protección; que el Altísimo os dé el poder y el permiso para que nos asistáis y que Dios haga oír su voz imperiosa para que expulse a Satanás y sus demonios que quieren hacer perder la humanidad. Que tu grito: “Quién como Dios, someta a Satanás y sus demonios bajo nuestros pies. Amén”.
COMUNIÓN ESPIRITUAL

¡Oh sangre de Jesucristo, yo te adoro en tu Eucarística presencia en el altar! Yo creo en tu poder y dulzura. Penetra en mi alma y purifícala en mí corazón, inflámalo.
Preciosa sangre de Jesús, realmente presente en la sagrada Hostia, alumbra mi inteligencia, toma posesión de mi mente, circula siempre por mis venas, que todos mis sentidos sean marcados con tu divina unción, que mí corazón palpite sólo por tu gloria y que mis labios te exulten por siempre.
( La Comunión Espiritual, hecha 3 veces, servirá de alimento espiritual para los días de la purificación, cuando no se pueda recibir la Hostia consagrada).

ROSARIO DEL BUEN PASTOR

Dado para los tiempos de la tribulación
Se empieza con un Credo y un Padrenuestro. En cada decena se dice: “Oh buen Pastor”,y los demás contestan: “Sé nuestro amparo y nuestro refugio”.
Al terminar cada decena se dice: “Yo soy el Buen Pastor y el Buen Pastor da la vida por sus ovejas”. Se reza un Padrenuestro y vuelve  a empezarse como al principio.
Al terminar el Rosario se reza el salmo 23.

SALMO 23
EL SEÑOR ES MI PASTOR 

El es mi pastor: nada me puede faltar, Ante mí está la mesa y la copa de Cristo; recibí mejor que la unción de aceite sagrado, la del Espíritu Santo (1 Juan 2,27); espero, no el descanso de la muerte, sino el de la resurrección junto al Padre.

El Señor es mi pastor, nada me falta,  en verdes pastos él me hace reposar y a donde brota agua fresca me conduce.
Fortalece mi alma, por el camino del bueno me dirige por amor de su Nombre.  Aunque pase por quebradas muy oscuras no temo ningún mal, porque tú estás conmigo, tu bastón y tu vara me protegen.  Me sirves a la mesa frente a mis adversarios, con aceites tú perfumas mi cabeza y rellenas mi copa.  Me acompaña tu bondad y tu favor mientras dura mi vida, mi mansión será la casa del Señor por largo, largo tiempo.

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN DADA POR SAN MIGUEL ARCÁNGEL PARA TODOS SUS FIELES Y DEVOTOS.

ARMADURA ESPIRITUAL PARA ESTOS TIEMPOS DE PURIFICACIÓN
Febrero 25 de 2011
3:35 p.m.

Gloriosísimo y bienaventurado San Miguel, Príncipe de las Milicias Celestiales, a vos mi amado Arcángel, os confío el cuidado de mi cuerpo, alma y espíritu; humildemente me consagro a ti, y te consagro mi familia y seres queridos; sé nuestro protector y amparo en todos nuestros caminos y batallas espirituales. Que al invocar tu Santo Nombre. Quién como Dios, (3 veces) sea yo, mi familia y
seres queridos, protegidos de todo mal, de todo peligro, y de todo dardo incendiario del maligno en nuestra integridad física y espiritual.

Acepta oh bendito San Miguel, ésta mi consagración a tu celestial persona, y hazla extensiva a mi familia y seres queridos.

Te lo pido en el nombre: Del Dios Uno y Trino. Bendición.

Por la Santísima intercesión de la Bienaventurada y siempre Virgen María, Reina de los cielos y de los Ángeles, Madre de la humanidad. Bendición.

Por la santa intercesión de San Gabriel, San Rafael y demás lumbreras que arden con vos, ante el Trono del Altísimo. Bendición.

Por la santa intercesión de los Arcángeles y Ángeles. Bendición.

Por la santa intercesión de los profetas y mártires. Bendición.

Por la santa intercesión de todos los santos y Santas y Almas Bienaventuradas. Bendición.

Por la santa intercesión de las Virtudes, Potestades, Principados, Dominaciones, Tronos, Querubines y Serafines. Bendición.

Que todo sea para gloria de Dios y salvación de nuestras almas. Amén.

Hacer todos los días.

ORACIONES DE PROTECCIÓN

Bienaventurado San Miguel Arcángel, sé mi guardián y custodio en todos mis caminos y batallas espirituales; que tu santa protección me acompañe de día y de noche. Defiéndeme del enemigo de mi alma y sus agentes del mal. Guíame por el buen sendero. Líbrame de ofender a Dios. En la hora de mi muerte, tómame de la mano y llévame contigo a la gloria del padre Eterno. Amén.

San Miguel: Ilumíname con tu luz.
San Miguel: Protégeme con tus alas.
San Miguel: Defiéndeme con tu espada. Amén.

Oración de San José ( Dictado por San José)

San José, guardián de la Fe, protégenos.
San José, protector de la Iglesia, ampáranos.
San José, Patriarca de la Humildad, líbranos de ofender a Dios, que permanezcamos unidos a Él, como el sarmiento a la vid. Que tu protección bendito San José, nos acompañe siempre en todos nuestros caminos y batallas espirituales. Amén.

Cuando pidáis al Padre decid: PADRE AMADO, SEÑOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA: OS AMO, ALABO Y BENDIGO. EN EL NOMBRE DE TU AMADÍSIMO HIJO, NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, QUE HABITA EN MÍ. OS PIDO QUE ME CONCEDÁIS LA GRACIA DE…. (haced la petición). SI ES PARA BIEN MÍO Y SALVACIÓN DE MI ALMA. AMÉN. Se reza Padre Nuestro en acción de gracias.

ANGEL DE LA GUARDA

“Oh bienaventurado Ángel de mi Guarda; os confío el cuidado de mi cuerpo, alma y espíritu; combatid conmigo toda fuerza del mal; en la batalla espiritual contra el enemigo de mi alma no me desamparéis; de día y de noche permaneced a mi lado; libra mi cuerpo de venganzas, accidentes, violencia, etc. Protege mi mente, sentidos, pensamientos y potencias de todo dardo incendiario y guarda mi espíritu de caer en pecado. Tómame de la mano y alláname el camino que me lleva a la Gloria de Dios”. Amén. Soy vuestro Padre, Jesús Sacramentado, el Buen Pastor de todos los tiempos. Dad a conocer mis mensajes, hijos míos.

“Oh Jesús Mío, en voz confío; sed mi refugio y mi amparo”, o decid:  “Corazones de Jesús y de María, venid en mi auxilio”.  Y Yo y mi Madre, acudiremos en vuestra ayuda.  Tened pues  hijos míos, muy presente estas instrucciones, grabadlas en vuestra mente, para que no sucumbais ante las fuerzas del mal.    Acordaos que la pelea no es con gente de carne y hueso, sino con malignas fuerzas espirituales bajadas de los lugares celestiales, las cuales tienen mando, poder y dominio, sobre este mundo oscuro (Efesios 6,12).

EN VUESTRA MENTE ESTA LA ESCLAVITUD O LA LIBERTAD
Septiembre 26 2006 2:30pm

Hijos míos: no teman, ni se impacienten, la vida es corta y pasajera todo tiene un comienzo y un final aquí en la tierra.

El hombre es brizna, hierba, nace, crece y comienza a morirse, ¿para qué entonces amargar vuestra existencia? la felicidad está en el cambio de actitud; en desechar la cizaña que hay en vuestras mentes, representada en falsos pensamientos y falsas imaginaciones, que hacen de los hombres seres tristes y amargados.

En vuestro cerebro nacen los pensamientos y en vuestros pensamientos está la felicidad ó la tristeza, de vosotros depende ser libres o esclavos. Todo buen pensamiento conlleva a una buena acción; todo pensamiento positivo libera el cuerpo, la mente y el espíritu, y proyecta al hombre hacia el logro de sus objetivos. Si decís ser hijos de Dios, ¿Por qué os dejáis llevar por las mentiras y las dudas? No sabéis que mi adversario lo que busca es manteneros en la esclavitud y el pecado? Pensad positivamente, rechazad toda la mentira en vuestras mentes, cubrirla con mi Sangre; cuando seáis atacados con falsos pensamientos o falsas imaginaciones, decid: “llevo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo Jesús” (2 Corintios 10,5).

Aprended pues hijos míos a pensar positivamente para que seáis libres y felices y podáis permanecer en mi paz.

Os regalo estas oraciones de limpieza mental, para que lo hagáis mañana y noche, tened en cuenta que primero debéis perdonar y perdonaros, sin perdón no hay sanación. Permanecer en mi amor, amaos y perdonaos los unos a los otros, como yo os amo y perdono.

ORACIONES DE LIMPIEZA MENTAL CON LA SANGRE DEL CORDERO DE DIOS

Oh Sangre del cordero de Dios:
Aparta de mi mente todo mal pensamiento, purifica mis acciones y movimientos.

Que tu Sangre Señor Jesús, limpie la oscuridad que hay en mi mente y me libere de toda mal acción y pensamiento. Amén.

Oh Sangre del cordero de Dios: Derramada en la Pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, fíltrate por mi mente y destruye todo mal pensamiento y toda falsa imaginación, que el enemigo de mi alma quiere ponerme para robarme la paz. Que el escudo de tu Sangre redentora Señor Jesús, proteja mi mente y mis pensamientos de todo dardo incendiado del maligno. Te lo pido Sangre Divina, se mi amparo y protección en todos mis caminos. Amén.

PROMESAS DEL BUEN PASTOR

Para todos aquellos que den a conocer mis mensajes de salvación:
1. Bendeciré y colmaré de gracias, a todos aquellos que den a conocer mis mensajes; lo mismo a sus familias.
2. Todo aquel que me ayude a propagar mis mensajes será llamado “Hijo del Altísimo y
heredero del reino de la nueva y celestial Jerusalén”.
3. Perdonaré los pecados de todos aquellos que den a conocer mis mensajes y por amor a
mis instrumentos, no castigaré a sus familias.
4. Los libraré del mal, lo mismo que a sus familias.
5. En la prueba de la purificación serán preservados de todo mal, no sólo ellos, sino también sus familias.
6. Ocuparán un lugar especial en mí nueva creación.
7. Me buscarán en la tribulación y no los desampararé.

Hijos míos: Estos son los mensajes que quiero den a conocer primero:

a) El primer mensaje como bienvenida.
b) La nueva Jerusalén, donde os doy a conocer la “Armadura Espiritual para estos tiempos que se avecinan”.
c) El mensaje de mi Madre: “Yo soy la llama de Amor”.
d) El mensaje: “Yo soy el Cristo de todos los tiempos”.
e) El mensaje: “La Boda del Cordero”, o El mensaje: “La Gloria de Dios”.
g) El mensaje “Sed mansos y humildes como vuestro maestro”
h) El mensaje: “En la aurora de un nuevo amanecer”.
i) El mensaje: “Caridad con vuestro hermano”.
j) De este en adelante, recalcando en el mensaje:

“Que la caridad comience por casa”.
¡Animo, pues mis pequeños! ¡Qué comience Mi Empresa de salvación! Soy vuestro
Pastor. “Jesús de la Buena Esperanza”.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/armaduraespiritual.html

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: