RSS

ORACIÓN DIOS ES MI PADRE

Dios el Padre Habla a Sus Hijos

Dios es mi Padre

 Padre mío que estás en los cielos, ¡como es dulce y suave saber que Tú eres mi Padre y que yo soy tu hijo!

 Sobretodo cuando está obscuro el cielo de mi alma y más pesada es mi cruz, es cuando siento la necesidad de repetirTe: ¡Padre, creo en tu amor por mí!

 Sí, ¡creo que tú para mí eres Padre en cada momento de la vida, y que yo soy Tu hijo! ¡Creo que me amas con amor infinito! ¡

 Creo que velas día y noche sobre mí y que ni siquiera un cabello se cae de mi cabeza sin Tu permiso!

 Creo que, infinitamente Sabio haces que todo sirva para el beneficio de los que Te aman: ¡y aún bajo las manos que golpean yo beso Tu mano que sana!

 Creo, … ¡pero aumenta en mí la fé, la esperanza y la caridad!

 Enséñame a ver simpre tu amor como guía en cada evento de mi vida.

 Enséñame a abandonarme a Tí como un niño en los brazos de la mamá.

 Padre, Tú sabes todo, Tú vés todo, Tú me conoces mejor de lo que me co­nozca yo mismo: ¡Tú puedes todo y Tú me amas!

 Padre mío, dado que Tú quieres que siempre recurramos a Tí, héme aquí con confianza para pedirTe, con Jesús y María, … (pedir la gracia que se desea).

 Por esta intención, uniéndome a Sus Sagradísimos Corazones, Te ofrezco todas mis oraciones, mis sacrificios y mortificaciones, todas mis acciones y una mayor fidelidad a mis deberes (1).

 ¡Dame la luz, la gracia y la fuerza del Espíritu Santo!

Confírmame en este Espíritu de modo que yo no Lo pierda nunca, ni Lo en­tristezca, ni Lo debilite en mí.

 Padre mío, ¡es en nombre de Jesús, Tu Hijo, que te lo pido! Y tu, oh Jesús, abre Tu Corazón y métele adentro el mío, y con el de María ¡ofrécelo a nue­stro Padre Divino!… ¡Obtiéneme la gracia que necesito!

 Padre Divino, llama hacia Tía todos los hombres. ¡Que el munto entero pro­clame Tu Paternal Bondad y Tu Divina Misericordia! Sé para mí tierno Padre,  

 protégeme por todas partes como a la pupila de Tus ojos. Haz que yo siem­pre sea digno hijo Tuyo: ¡tén piedad de mí!

 Padre Divino, dulce esperanza de nuestras almas.

 ¡Que Tu seas conocido, alabado y amado por todos los hombres!

 Padre Divino, bondad infinita que se efunde sobre todos los pueblos. ¡Que Tu seas conocido, alabado y amado por todos los hombres!

 Padre Divino, rocío beneficioso de la humanidad.

 ¡Que Tu seas conocido, alabado y amado por todos los hombres!

 Madre Eugenia

   

Indulgencia parcial

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: